la radio más potente de la región...







Corrientes, Miercoles 13 de Noviembre de 2019
El tiempo - Tutiempo.net
ESTA MAÑANA EN PUNTO X PUNTO
Fara: "El principal objetivo del Gobierno tiene que ser llegar a una segunda vuelta"

Carlos Fara

Carlos Fara, consultor político, en comunicación con Continental Corrientes, analizó el panorama electoral de cara a las elecciones definitivas del 27 de octubre. “El principal objetivo del gobierno tiene que ser llegar a una segunda vuelta, (en comparación a un partido de futbol) después ya es otro partido distinto, un proceso psicológico distinto para que él va perdiendo y el que va ganando”, dijo.

 

POLITICA - 15-08-2019

 

“Hay 2 millones más de personas que fueron a votar, respecto a las anteriores PASO. El gobierno tuvo muchas esperanzas, las previsiones no se produjeron y tuvo alto rendimiento en el corredor centro, de manera que no tiene que ver con la participación sino con el mal rendimiento electoral. Sectores de clase media que habían aportado a Macri en las elecciones anteriores, esta vez le dieron la espalda”

 

 

“ Para que se de el balotage Alberto Fernandez  tendría que  retroceder tres puntos y el gobierno avanzar tres puntos, con cálculos  con viento a favor el gobierno debería contar con que haya más participación y que votara al gobierno”, precisó.

 

 

“ Tendríamos que contar con 80% participación que serían 27 millones de electores,  con porcentaje de voto en blanco o impugnado de 1 millones, en total de  26 millones de votos afirmativos menos de 2 millones y medio de votos más o menos cada uno, en el caso del balotage”, calculó.

 

 

En definitiva, también  “puede haber más gente que vote a Alberto Fernández”.

 

 

ARTICULO DE CARLOS FARA

Por: Carlos Fara. Ya pasados de analizar qué pasó y por qué no se pudo medir la profundidad de la victoria de los FF, pasemos a ayudar a responder la pregunta del millón: ¿esto se puede revertir?

 

Consideremos 3 factores en que se cifraban las esperanzas del gobierno:

-Que hubiese más participación que en la primaria de 2015,

- Que respondiese bien el cordón centro (Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Mendoza) para equiparar la pérdida en la provincia de Buenos Aires, y

-Que el miedo al regreso de Cristina sea más fuerte que el miedo al ajuste económico.

 

Ninguno de los 3 factores se verificó y entonces a barajar y dar de vuelta.

 

En qué parece confiar el gobierno ahora?

El natural aumento de participación entre las PASO y la general, como ya sucedió en 2015 y 2017;

Una mayor polarización vía dilución del voto anti K que se fragmentó en la primaria (electores de Lavagna, Espert y Gómez Centurión);

Recuperar votos de clase media vía anuncios de gobierno;

Recuperar votos de gente que habría dado un aviso al gobierno, pero que no lo va a despedir del cargo necesariamente.

 

 

Hagamos cuentas, bajo el supuesto de que los FF tocaron su techo y ya no podrían recibir más votos (obviamente esta hipótesis favorece los cálculos del gobierno):

 

 

 

En la primera vuelta de 2015 fueron a votar 2 millones que no asistieron a las PASO, y eso produjo que la foto de la primaria cambiara;

En ese primer turno los 3 principales candidatos incrementaron sus votos, sobre todo Macri (1.810.000), y luego Massa (750.000);

Siendo el actual un escenario de polarización mayor, vamos a suponer que se suman nuevamente 2 millones y se los asignamos a Macri, y una eventual baja de votos en blanco + impugnados también se lo concedemos (200.000 votos);

Eso daría una participación de 26.720.000, con unos 25.800.000 de votos afirmativos (que son los que interesan ahora);

En ese marco, los FF obtendrían el 45 % y Macri – Pichetto el 39 %;

Luego se deberían licuar otros votos opositores en favor del presidente, y restaría ver si tienen efecto los anuncios del gobierno, y una reedición de la apelación al miedo por un regreso de CFK;

Con todo eso se llega a la bendita segunda vuelta.

 

 

Un oficialista optimista diría: “sí se puede!”. Matemáticamente el cálculo es precioso, pero… obvia al menos dos cuestiones:

 

 

 

Que no habrá turbulencia económica tan fuerte que la gente pida otro piloto de tormentas; y

Que la mayoría no crea que la elección ya se terminó (siendo Alberto el seguro futuro presidente), de modo de tener un incentivo a asistir a votar esta vez (si no fue en las PASO), o a cambiar el voto hacia Macri.

 

 

Suena difícil, verdad?

 

 

 

La frase que mejor le cabe a estos cálculos es la de Ian Fleming cuando describía a las novelas de James Bond: “están más allá de lo probable, pero no de lo imposible”.

 

 

Aca la variable fundamental es que si la gente piensa que Alberto fernandez va a ser el próximo rpesidente el insentivo a votar va a ser nulo y lo mismo si lo vote a Macri pensando que llegaba al balotage dice boto a Lavagna o a spert total macri no llega

 

Matemáticamente empieza a ser muy complicado la posibilidad de que el el gobierno pase a la segunda vuelta

 

Lo de la economía va en contra del presidente como la situación de alfonsin en el 89, por mucha maniobra que haya hecho la oposición, la gente dice tyo lop voto a el para que resulva la situación si no lo puedo hacer voto a otro

 

COMPARTIR ESTA NOTA     
© 2019 www.continentalcorrientes.com . Todos los derechos reservados