la radio más potente de la región...







Corrientes, Miercoles 28 de Octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
UN CORRENTINO FIGURA DEL RIVER DE LOS 90´
Juan Andrés Gómez: “El hambre es un plus más que te empuja a salir adelante”

En diálogo con Radio Continental, el ex jugador de River, Juan Andrés Gómez, brindó un repaso de su carrera deportiva, sus inicios en Argentinos Juniors. En El Deportivo, el curuzúcuateño, recordó el pase al club “Millonario”, su debut en primera división y su carrera en Europa. “Fue un camino largo, duro y lleno de sinsabores, pero sin esfuerzo no se logra nada”, expresó.

DEPORTE - 06-05-2020

En diálogo con Radio Continental Corrientes, el ex futbolista Juan Andrés Gómez, repasó su carrera deportiva, desde sus inicios en Argentinos Juniors hasta el Real Madrid de España, pasando por River , donde salió campeón de la Copa Libertadores de América en 1996. En el programa El Deportivo, (lunes a viernes de 16 a 17 por la 97.3), el ex defensor curuzucuateño, habló del esfuerzo y las dificultades que tuvo que sortear antes de debitar en primera división. “A los 17 años me fui de Curuzú a Buenos Aires, y empecé a trabajar en una imprenta, que me daba tiempo para ir a entrenar. Recalé en la 6ta división de River, donde jugué varios partidos y hasta un superclásico, pero no soporté la rutina de entrenamientos, así fui probando en distintos clubes hasta que en el 90, Jose Pekerman me dio la posibilidad de jugar en Argentinos Juniors”, recordó Gómez.

El ex jugador correntino rememoró además su pase a River y la posibilidad de debutar en primera división. “El hambre es un plus importante en esta carrera, y te empuja a salir siempre adelante en dudas que uno pueda tener. El piojo Yudica (José) quería que juegue, y tuve que probar en todos los puestos, lo mío era ser marcador central”, señaló.

“Desde muy chico sabía que iba a ser jugador de fútbol, fue un camino largo, duro y lleno de sinsabores, pero ni hablar cómo valoré cada esfuerzo y cada lágrima en ese largo camino, el día que logré debutar en primera. Llegué a un mundo totalmente desconocido, Francescoli era la figura que más llamaba mi atención en el equipo, y en los primero seis meses no decía ni una palabra, tanto que me decían el tumba, porque no hablaba, sin embargo a los cuatro meses de estar en River ya la gente coreaba mi nombre, y tras el primer River- Boca me dieron el premio Chamigo, estando Maradona, Caniggia, Francescoli y Ortega en la cancha. Lo de River fue muy vertiginoso” detalló.

En El Deportivo recordó al River campeón de la Copa Libertadores de América en 1996 “Fue una locura tremenda, soy el único del plantel que jugo los 14 partidos de esa copa, pero creo que con el tiempo pude disfrutar ese logro, porque hay un partido que jugamos River contra la Universidad de Chile, en partido de ida, donde Astrada estaba sancionado, y el técnico Ramón Díaz me pide que juegue de 5, yo le dije que jugaba, pero que respete mi función de central, ese partido funcionó y ganamos, al partido siguiente el negro Astrada volvió a su puesto y se mantuvo la línea central, son cosas que hace que no me sienta protagonista de esa copa, pero con el tiempo uno se da cuenta que fue algo increíble”.

Gómez recordó que al poco tiempo recibió dos ofertas para jugar en España, a lo que sin dudar accedió al pase, uno de los más caros del puesto de defensor al fútbol europeo. “La Real Sociedad es lo mejor que me pasó en mi carrera, aún conservo una gran gratitud a ese club, Tenía contrato por cinco años hasta que recibí oferta del fútbol italiano, pero no me quise ir, me quedaban dos años de contrato con Real Sociedad, pero la ampliaron a cinco años más”, mencionó el ex defensor en Radio Continental.

El correntino habló del final de su carrera en el Real Madrid, su relación con grandes figuras de aquel equipo, y el mejor técnico de su carrera europea. “Cuando uno es futbolista ve a los entrenadores de muchas maneras, yo lo puedo ver como padres a muchos, pero si me tengo que quedar con uno, me quedo con el alemán Bernd Krauss, que a los seis meses en la Real Sociedad me dio la confianza para ser capitán del equipo, cuando yo venía sin jugar”.

“El mejor compañero fue el Mono Burgos (Germán), en Atlético de Madrid, por todo lo que el ofrecía al grupo, cuando el grupo más lo necesitaba. Era una persona que también la pasó difícil en su momento”, dijo.         

COMPARTIR ESTA NOTA     
© 2020 www.continentalcorrientes.com . Todos los derechos reservados